Nueva construcción de un hospital como edificio pasivo al norte del círculo polar.


Nye Kirkenes sykehus.

Temperatura, clima, condiciones de luz. Desafíos por todas partes. Y nosotros justo en el medio. El proyecto del hospital en el círculo polar viene como anillo al dedo para la construcción modular de Cadolto. Construir con condiciones difíciles es lo nuestro. Con soluciones personalizadas e inteligentes. Siempre extremadamente modernas, eficientes y, sobre todo: que están listas para usar muy rápido. Lo demostramos. Con nuestro concepto y calidad «Made in Germany». Por eso, desde el otoño de 2015, cerca de 300 módulos viajan de camino a Noruega, hasta Kirkenes, a más de 3000 kilómetros de distancia. Sobre 17 200 m² de suelo polar se levantará aquí un hospital local antes de diciembre de 2016. Completamente modular. Equipado con área de emergencias, quirófanos, salas de partos, laboratorios de radiología y 54 camas y con una policlínica quirúrgica, médica y psiquiátrica. Por supuesto, con el estándar de edificios pasivos con elevadas exigencias en lo que a aislamiento y recuperación térmica se refiere.

Mostramos flexibilidad ya durante la preparación: algo típico en nosotros. Y en nuestra forma de construir. Al principio el cliente no concibió el hospital como modular, por lo que hemos adaptado los módulos al plano creado de forma convencional, para que se puedan prefabricar salas completas en la planta de Cadolzburg. Después, en Kirkenes, los módulos de hasta 6,0 m de ancho se colocarán con rapidez y sin complicaciones sobre el sótano construido previamente de modo convencional, lo cual ahorra mucho tiempo. Algo fundamental cuando el invierno es largo y las fases de construcción son cortas. Para que en diciembre de 2016 el círculo polar esté un poco más urbanizado. Fin de la construcción de un nuevo hospital.

 

 

Top